Adiós, Matthew, te veré en mis sueños…

Los días sucesivos a la Gran Aventura de Lily fueron intensos. Después de cenar, Lily pedía a sus Padres poder quedarse a leer en la biblioteca, aunque solo le dejaban una hora cada noche. Lily disfrutaba cada minuto, cada segundo de esa Magia de Shahrazad, la Princesa cuentacuentos.

El padre de Lily le había dicho que Shahrazad tenía una Magia única, y una voz tan dulce para narrar cuentos que impregnaba con esa Magia a todo el que abría su corazón. Lily quería ser una narradora de Cuentos Mágicos y poder así llegar a todos los corazones faltos de Magia y Amor. Una hora no era suficiente para Lily, pero debía resignarse y obedecer a sus Padres.

El día miércoles sonó el teléfono cuando Lily estaba con sus Padres cenando. Era el Padre de Matthew, que llamaba para avisar de que saldrían de viaje a Sudamérica. El Padre de Lily preguntó:

-¿Por cuánto tiempo? -y él respondió que entre uno y dos años. Ellos siguieron conversando, y al final, el Padre de Lily le dijo que pronto se verían.

El Padre de Lily le relató a Lily todo lo ocurrido, y también que había quedado con el Padre de Matthew para ir a Salt Lake City y despedirse de toda la familia. Lily se quedó en silencio, y su Madre, percibiendo su tristeza, le dijo:

-Lily, los grandes Amigos son para siempre. Deberías estar feliz por Matthew, que podrá acompañar a sus padres en esta labor tan hermosa de ayudar a los demás, además, no importa donde estén cada uno, ni a qué distancia, los corazones siempre están unidos por la Magia.

-Gracias Mamá -dijo Lily, y esa noche no quiso ir a la biblioteca, prefirió ir al jardín y buscar la Estrella de Matthew y la Estrella Lupus, para estar cerca de sus mejores amigos.

Los días fueron transcurriendo y se acercaba la partida de Matthew y su familia. Era viernes y el Padre de Lily le dijo que partirían en la mañana, tomarían el primer vuelo a Salt Lake City, y llegarían a tiempo para despedirse de Matthew y sus Padres.

Lily y su Padre se despidieron de la Madre de Lily. De camino al aeropuerto, Lily le pidió pasar por una librería porque le quería obsequiar un libro a Matthew. Cuando Lily entró a la librería, dio un paseo rápido por las estanterías y encontró el que ella buscaba cerca de los libros más Mágicos de la Tierra, hoy no hablaremos de ellos, pero ya nos ocuparemos en el tiempo preciso…

Nuevamente, camino al aeropuerto, Lily estaba entusiasmada con la sorpresa para Matthew. El vuelo de Nashville a Salt Lake City demoraba tres horas. Dentro del avión, Lily no dejaba de observar las nubes espléndidamente blancas y con toques de arcoíris por los rayos del sol de la mañana.

-¡Son hermosas! ¿Verdad, Papá? -dijo Lily.

-¡Sí, pequeña! Son mágicamente hermosas…

El Padre de Lily le relató cuando estuvo en Grecia, allí leyó que las nubes toman formas diferentes porque la Diosa Minerva las moldea con sus manos para dar un mensaje a su pueblo.

-¿Sí, Papá?

-Sí, mi pequeña, todo es posible mientras creas en ello -y Lily se sumergió en esos momentos en un mundo mágico de Nubes Blancas, Hadas, Unicornios y Dragones.

Las tres horas de vuelo llegaron a su fin, y todo estaba yendo tal cual se había planeado. Al salir del aeropuerto tomaron un taxi que los llevaría a Pioneer Park, donde Los Padres de Matthew los aguardaban para luego ir a desayunar al Bruges Waffles & Frites.

Llegaron al parque, y el reencuentro fue Maravillosamente Especial, ¿cómo no serlo? ¡¡¡Dos Amigos que vienen juntos desde las Estrellas, se volvían a ver!!! Después de los saludos eufóricos entre Lily y Matthew, se marcharon a desayunar. En el trayecto, Lily le relataba a Matthew todo. Y con lujo de detalles. Todo lo ocurrido desde su partida de Nashville. Matthew no se perdió ninguno de los detalles del relato de Lily, y además, esta lo relataba con tanta emoción, que era difícil no prestarle atención. Para el desayuno pidieron waffles de vainilla con una bola de helado y baño de chocolate, y con trozos de fresas. Entre risas, relatos y bromas pasó el tiempo, aunque parecía que para los niños no había tiempo ni espacio, era solo ese momento Mágico con Polvo de Estrellas.

Llegó el momento de ir al aeropuerto porque el vuelo a Sudamérica partía en tres horas. En el coche, las risas y bromas continuaban, a Lily y Matthew les encantaba cantar en portugués, y lo hacían muy bien. Así, llegaron al aeropuerto y se dispusieron a poner todo en orden hasta la partida del avión. Ya antes de abordar, el Padre de Lily le dijo que era el momento de la despedida, y los dos niños se miraron en silencio y se dieron un Gran Abrazo, esos abrazos que llegan al Alma… Lily recordó el obsequio que había comprado para Matthew y se lo entregó. Matthew desenvolvió el regalo, y descubrió con sorpresa el libro de “Las Mil y Una Noches”. Matthew se lo agradeció a Lily con un abrazo tan fuerte, que Lily le dijo:

-¡Matthew, me estás ahogando! -y los dos se echaron a reír. Matthew miró a Lily y le dijo:

-Ha sido el mejor regalo que he recibido, cada vez que lo lea me acordaré de ti, eres mi mejor amiga, eres muy especial. ¡No cambies! -y Lily le respondió:

-¡Para que vivas Mil y Una Aventuras! -en esos momentos se oyó la última llamada para la partida. Los Padres de Matthew se despidieron de Lily y su Padre, y se dirigieron al embarque. Antes de que Matthew pudiera perderse de la mirada de Lily, esta le gritó:

-¡Matthew, “Te Veré en Mis Sueños”! -y él le respondio:

-¡”Volaré como Un Dragón”!

Lily se quedó observando la puerta de embarque por unos minutos, y su Padre se acercó y le dijo:

-Vamos, pequeña -pero ella le pidió unos minutos más.

-Por favor, Papá, solo unos minutos más -Lily se secó las lágrimas y le dijo a su Padre-: ¡Estoy lista para partir! -el Padre le dijo a Lily:

-Tendrás mucho para contarle a Mamá.

-¡Sí, Las Mil y Una Aventuras de Lily! -y los dos soltaron una risa. Aunque Lily tenía en su corazón la tristeza de la partida de su mejor amigo. Luego miró a la nubes y susurró: “Matthew te buscaré entre las Estrellas…”

 

 

 

 

6 Comments

  1. Ohh qué dulces sueños.
    Otro abracito de colores para Lily y Matthew, pero de todos los colores, los que están en todo el espectro, el visible y el que no es visible por los ojos de los humanos 😉

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s